Destino Turísticos | Destino Eventos | Destino Histórico | Destino Cultural | Destino de negocios 
DESTINO
DE EVENTOS
DESTINO
CULTURAL
DESTINO
TURISTICO
Previous slide
Next slide

DESTINO HISTORICO

Con una mezcla vibrante de historia, arte y festividades, Rionegro se erige como un punto de encuentro cultural que invita a explorar y apreciar la diversidad que define esta joya cultural en Colombia.

EDIFICIO MARÍN

Ildefonso Marín Tejada: Forjando el Futuro con Cemento en Rionegro

Ildefonso Marín Tejada, conocido cariñosamente como el pionero de la era del cemento en Rionegro, marcó un hito histórico con la construcción del Edificio Marín en 1923. Este icónico edificio representó la primera incursión del municipio en el uso del cemento como material de construcción, introduciendo una era de innovación arquitectónica que dejó una huella perdurable.


Ubicado en el mismo sitio donde, un siglo antes, había residido la primera libertadora de esclavos de la humanidad, doña Javiera Londoño Zapata, el Edificio Marín 1923 no solo fue una hazaña técnica, sino también una conexión simbólica con la historia de Rionegro. Este espacio, que alguna vez albergó los sueños de libertad, se transformó en el epicentro del progreso arquitectónico bajo la visión de Ildefonso Marín Tejada.


El local, concebido principalmente con propósitos comerciales, aún conserva uno de los mensajes publicitarios originales de Ildefonso Marín & Hijos. El lema «SI UD. DESEA AHORRAR DINERO» refleja la filosofía de ahorro y accesibilidad que caracterizó a este pionero. El almacén ofrecía un completo surtido de abarrotes, destacando productos como cacao, sal, arroz, manteca, harina de trigo y chocolates de varias clases, tanto al por mayor como al detal. Los precios y condiciones, según el mensaje, eran los más «LIBERALES», subrayando el compromiso de Marín con la accesibilidad económica para la comunidad.


La historia impresa en el Edificio Marín 1923 es un testimonio tangible del espíritu visionario de Ildefonso Marín Tejada y su contribución significativa al desarrollo arquitectónico y comercial de Rionegro. Este lugar no solo es un monumento a la innovación de la época, sino también un vínculo perdurable entre la tradición y el progreso que ha marcado la evolución de este querido municipio colombiano.

El Estadio Alberto Grisales, erigido como un ícono deportivo en Rionegro, Colombia, se inauguró en 1978 y desde entonces ha sido testigo de innumerables momentos emocionantes que han cimentado su reputación como un templo del fútbol en la región. Con una capacidad para albergar a 14,000 espectadores, este estadio ha sido el epicentro de pasión y competencia futbolística a lo largo de los años.

Conoce más

Ricardo Rendón, nacido en Rionegro, Antioquia, en 1894, emergió como una figura destacada en la escena artística y cultural de Colombia en el siglo XX. Su legado artístico, aunque truncado por una trágica partida, dejó una marca imborrable en la historia de las artes visuales en el país.
Conoce más

Ildefonso Marín Tejada, conocido cariñosamente como el pionero de la era del cemento en Rionegro, marcó un hito histórico con la construcción del Edificio Marín en 1923. Este icónico edificio representó la primera incursión del municipio en el uso del cemento como material de construcción, introduciendo una era de innovación arquitectónica que dejó una huella perdurable.
Conoce más

Redes sociales